fbpx

¿Implante o puente dental?

implante dental puente

Cuando sufrimos la pérdida de una pieza dental se abren ante nosotros tres opciones comunes: no hacer nada, acudir a un tratamiento de implante dental o colocar en el espacio un puente dental. ¿Cuál es la mejor opción para la salud y estabilidad de nuestra dentición?

En nuestra clínica dental en Don Benito y en nuestra clínica dental en Hornachos hemos trabajado con pacientes que se han decidido por una u otra opción, por lo que podemos aportarte una respuesta basada en nuestro conocimiento y en nuestra experiencia.

¿En qué se diferencian un puente dental de un implante?

Para poder entender las ventajas y los inconvenientes de cada tratamiento, primero debemos saber de qué estamos hablando. En este sentido, las propias palabras con las que se denominan a estas soluciones en Odontología ya nos dan una pequeña pista de por dónde van los tiros.

Mientras que los implantes dentales se colocan y sustentan sobre el hueso del paciente, gracias a un sistema muy avanzado y fiable, los puentes consisten en coronas que toman la forma y el aspecto del diente pero que se sustentan sobre los dientes adyacentes y no sobre el propio hueso.

¿Cómo influye esta diferencia a la hora de elegir uno u otro?

Pese a que los puentes dentales son una opción más económica, y por tanto es la elegida por un parte importante de los pacientes, se trata de una solución que tiene varios puntos negativos cuando la comparamos con el implante dental.

Para comenzar, es invasivo con el resto de la dentición, pues de partida ya hay que tallar y modificar los dientes que servirán de apoyo al puente. Estos dientes pierden así esmalte dental, aunque la operación se realiza de la forma menos invasiva posible. Y si se decide posteriormente retirar el puente, estos pueden quedar dañados. Además, los puentes son menos duraderos y funcionales.

Como el implante dental se coloca directamente sobre el hueso y está hecho de material biocompatible, sus posibilidades de osteointegración (unión con el hueso) son muy elevadas. Con este método se consigue una pieza dental que pasa por natural, mucho más funcional y duradera y además sin dañar la estructura de ningún otro diente.

¿Qué pasa si dejamos el hueco del diente caído?

Como ya habrás imaginado, esta es la opción menos recomendable de todas. La falta del diente provoca que el hueso comience a desgastarse y perder volumen, lo que puede dar lugar a una inestabilidad en los dientes cercanos. Con el paso del tiempo y la ausencia de tratamiento, estos dientes colindantes puedes comenzar a presentar síntomas de movilidad y a largo plazo correr la misma suerte que el diente caído.

Esta pérdida de hueso puede darse también con el puente dental, ya que lo que se sustituye es la corona del diente y no la raíz (anclaje principal al hueso).

Pide cita en nuestra clínica dental en Don Benito o en la de Hornachos si se te ha caído una pieza dental y necesitas recuperar la funcionalidad y la estética de tu sonrisa.

Pregúntanos cualquier duda

¡Te responderemos en el menor tiempo posible!

O llámanos al...

Iniciar conversación
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?